revisión 9_no


la última gota desnuda un

trago boreal

donde cree sujetar

el hambre de este silencio


yo voy enterrando en mi pecho

pequeñas figuras de

jazmín ahogadas


como flores sobrevivientes

que retienen su

nombre









11 comentarios:

Noelia Palma dijo...

y tu poesía...
(y nada mas)

camino roque dijo...

una dolina sentimiento

Mayte Piera dijo...

Qué triste, no?
Me encanta

tina dijo...

me parece presiosisisisisisima tu poesia, está en mis top ten, qué delicadeza! a veces pareces mujer!bs

laveron dijo...

yo voy enterrando en mi pecho

pequeñas figuras de

jazmín ahogadas



¡Qué captura tan bella!

bss!

laura

JOAQUIN DOLDAN dijo...

me puso como una araña

camino roque dijo...

me preguntaste sobre la historia de la fábrica de migueluco el botijero:
la historia de la fábrica la desconozco. yo la encontré ya abandonada y utilizada como lugar caótico para aves sin vuelo, llena de gallinas, pavos, ocas... esto es lo primero que vi, luego busqué el sentido de ese gran pabellón para esos animales sueltos, por todos lados, todo revuelto y es cuando encontré el cartel sobre una entrada que hace tiempo dejó de ser entrada a la fábrica que también dejó de ser
botijero: artesanal del barro
botijo: recipiente de barro para almacenar agua

no hay más misterio o lo hay pero que siga siéndolo. guiño.

Andrea BR dijo...

Emiliano... ay!
Y tan misteriosa es la belleza de un nombre suspendido en la ausencia.

A. dijo...

Delicado y bello.

¡Saludos!

Ana.

Natalia Litvinova dijo...

Ritual de perfumes en el pecho

pepa gonzález dijo...

flores que retienen su nombre, su sombra, su aroma, su alma y su verdad.
me gustó.

Publicar un comentario