soplar_1


cada lámina se desplaza quebradiza

exterior a ella y a nosotros

protectora de un mundo que se ha revelado como

el accesorio ligero de su blanco inagotable


una semilla de avena no es la hoja implícita

ni la idea que tuvimos de la planta o 

el hambre de perderla


dentro de la bolsa

en cada dentellada que esquiva

una semilla es el triunfo

de la materia del viento o de la vida







 

13 comentarios:

Eclipse dijo...

soplar... el título me llamó la atención.
tuve una imagen casi fotográfica de alguien soplando semillas y en seguida sonó en mis adentros esa gran canción del Flaco: "Todas las hojas son del viento".
me intriga sin embargo el gusto del aire, la temperatura y los colores, en que son gestados poemas como este.

laveron dijo...

Pah!
Muy bello, la verdad!

Elena Lechuga dijo...

lo inasible como permanente y etéreo a la vez. El ritmo personalísimo.

Saludos

Dulce dijo...

deberíamos, de tanto en tanto, viajar a la semilla.
Que lindo :)

JOAQUIN DOLDAN dijo...

y ponerse como una araña


de tanto en tanto

ro dijo...

Encantador. Bien logrado.

Noe Palma dijo...

bellísimo visitarte, no esperaba encontrarme con esto!!

tu poesía tiene forma y estilo. me quedo!!

pero el problema es que no se donde pinchar para seguirte. :(

besotes

La Jani dijo...

me gusta tu forma de escribir tiene mucha textura, lo siguiente al estilo; me seguiré pasando

tina dijo...

una semilla es el triunfo
de la materia del viento o de la vida

me encanta, una semilla el nacimiento de algo nuevo

Salomé dijo...

Porque hay que comerse la vida, a dentelladas.

·Geo·ligne· dijo...

..precisamente, las semillas, son el futuro.

Muy bueno tu poema.

Amo ese tema de Aristimuño.

Saludos y buen año.

MTeresa dijo...

De la semilla
lo ínfimo, lo íntimo,
a la realidad del árbol

sofi dijo...

vuelvo a entender muchas cosas...

me gusta.

Publicar un comentario