llegué hasta el baño - acto intuitivo de observarme_1


para decir salvarse

el cerámico olvida unas pocas grietas de sujeción

después de todo

la manipulación del tiempo (anticlástico y superficial)

no es otra cosa que deslizarse sin perder la gravedad de

la caída


donde no hay blanco no hay paredes

las mentiras refinan un surco de hipoclorito

anclado a la perspectiva desconocida del mar


y el cuerpo dosifica su creciente impulso

en urbanas ráfagas ofrendadas a ritos tan

eficientes

como seguir buscándole un nombre a cada brazada


para decir hundirse

si olvidara decirlo su antinomia

no el papel que guardo por salvavidas

sino lo que absorbe

y abandona





3 comentarios:

tina dijo...

en ámbar y arena esta noche tendrás un faro con luz estrellada para que la sigas

La Jani dijo...

-"Oh choque neuronal, oh paradoja irresoluble, oh mar embravecido!"
- Erm... ¿Alguien ha visto a Frankie?

Eclipse dijo...

esto me hace pensar en mi necesidad de blanco, de algo inmaculado en los hospitales.
la asepsia es una cuestión psicológica, que pocas veces se da en el plano real... si tomamos por real lo que vulgarmente llamamos realidad.

Publicar un comentario